sábado, 7 de noviembre de 2015

¿Por qué contratar a una IBCLC?



www.blueridgebreastfeeding.com
Contratar los servicios de una profesional IBCLC sale más económico que el coste de no amamantar.

¿Por qué una consulta de lactancia? Porque la lactancia requiere de una atención específica que los profesionales sanitarios muchas veces no pueden dar por falta de especialización y sobre todo por falta de tiempo; ten en cuenta que una visita puede durar más de dos horas. Pero la IBCLC hace una visita completa donde se valoran muchos factores, en la madre y en el bebé, y se busca una solución personalizada. Después hace un seguimiento que garantiza el éxito.

Marah Sollenberger, IBCLC, LLLL, de www.blueridgebreastfeeding.com  me ha permitido usar su poster adaptado al español. Gracias Marah.


Entradas relacionadas:
Voy al especialista en lactancia
Consulta de lactancia
Encuentra una IBCLC en tu zona
¿Qué hace tu madre? Es consultora de lactancia


sábado, 31 de octubre de 2015

Nuevas IBCLC's

Como cada año, por estas fechas, las nuevas IBCLC's, reciben su acreditación.
 
Como sabéis, el examen se realiza finales de julio, y hasta finales de octubre no llegan las notas. Son unos meses de dudas e incertidumbres donde sólo recuerdas los fallos que has tenido y no los aciertos... Y se hacen muyyyy largos. Algunas hasta han soñado con el examen o con los resultados.
 
 
 
 
Es una relación de pasión pues para llegar a ser IBCLC se requieren muchos años de estudio y de formación, y otros tantos de experiencia, un camino largo sin duda. Largo, aunque cuando te certificas acreditas conocimientos para atender a las madres-bebés.
 
Y acabando octubre llega la alegría.
 
¡¡ Enhorabuena a todas las nuevas IBCLC 2015 !!
 
 
http://ibclc.es/
 
 
http://iblce.org/
 
 
Entradas relacionadas:
 
 

Comparte por:

sábado, 17 de octubre de 2015

"Soy pediatra desde hace 20 años"


Así ha respondido hoy un pediatra a una mujer que llegaba a su consulta con una mastitis.
Un pediatra que desde que terminó la carrea no se ha actualizado en lactancia y sigue recetando productos para los hongos en un caso de mastitis.
Un pediatra que no sólo no reconoce su falta de actualización, sino que además no delega o deriva al especialista colega que sí esté especializado.
Cuando la madre, muy informada, le comenta que ya ha estado en la consulta de una IBCLC y que lo que necesita es un antibiótico, el pediatra se niega a hacerle la receta porque según él no es mastitis sino candidiasis.
La mujer le habla de la página web www.e-lactancia.org para que el médico pudiera ver la compatibilidad del antibiótico en cuestión, y éste ha dicho que no se fiaba de ese tipo de páginas web, con absoluto desprecio por la profesión de  IBCLC y por la web tan bien llevada a cabo y tan profesional de www.e-lactancia.org
Así está el panorama sanitario en cuanto a la lactancia.
Si las mujeres se informan y realmente están interesadas en salvar su lactancia cuando ha surgido el problema, sea el que sea, acudirán a la consulta profesional de la IBCLC. Pero si las mujeres acaban dando con estos pediatras/médicos tan poco actualizados, desfasados y llenos de pre-juicios… es evidente que poco se podrá hacer.
¡Una lástima!
Comparte por:

viernes, 9 de octubre de 2015

La presión de los laboratorios


A las mujeres que deciden dar el pecho (digo esto porque aunque parezca mentira algunas mujeres deciden no hacerlo!!!) los laboratorios no pueden venderles leche artificial. Sutilmente ya en el embarazo las casas comerciales bombardean con muestras de sus productos. Y en algunos hospitales o centros de preparación al parto aún se reparten canastillas de esas repletas de publicidad, con chupetas, pañales, revistas de bebés con informaciones desactualizadas, totalmente sesgadas y llenas de publicidad contraria a la lactancia, biberones, aguas supuestamente buenas para preparar biberones… vamos, lo que todas sabemos: un disparate sin igual.

Hace ya más de treinta años que la OMS y UNICEF se dieron cuenta de que la industria de la alimentación infantil estaban minando la confianza de las madres y las tasas de lactancia habían bajado peligrosamente. Y por eso surgió un código, el código internacional de comercialización de las preparaciones para lactantes y de otros productos utilizados como sucedáneos de la leche materna.

El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna de OMS/UNICEF tiene por objeto racionalizar el uso de sucedáneos de la leche materna, volcando el principal esfuerzo en la promoción de la lactancia natural, con el convencimiento de estar asegurando un futuro mejor para nuestros niños. Fue adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud en 1981. Y España lo ha regulado en este real decreto.

Entre otras cosas dice que está prohibido entregar muestras de leche las madres ¿A qué sabes de alguien que ha recibido muestras de leche en su centro de salud cerca de ti?

Así, como os decía, como a las madres –a las que están bien informadas- no pueden venderles leche artificial, ahora la industria se inventa otras necesidades, como por ejemplo las infusiones: que si para los cólicos, que si para dormir, que si para el estreñimiento… O peor aún: para tener más leche, o para tener leche de mejor calidad… ohhhhh!!! (Sólo son agua con azúcar!!)

Sabemos que hasta pasados los 6 meses los bebés no deben tomar nada más que leche, nada más, ni agua, ni infusiones, ni zumos…

Y ahora intentan atiborrarnos con probióticos. Para los bebés y para las madres. Me llegan madres a las que les dan Reuteri para los cólicos del bebé, desde el minuto uno... Me llegan madres recién paridas que toman Lactanza desde el minuto uno de su maternidad…

En cuanto al Reuteri para los “supuestos” cólicos del lactante, tampoco se ha demostrado que realmente sea eficaz. En cualquier caso la leche materna es una buena fuente de probióticos de calidad.

Y para las madres, los probióticos se vienen usando un poco de forma empírica para ayudar a solventar mastitis. Hay estudios de Juan Miguel Rodríguez, que podéis ver aquí, y alguna cosa más en inglés, pero no son suficientes aún. Sí que es verdad que en general han dado o dan buen resultado en intervenciones de mastalgias (dolor de pecho) en casos que antes se trataban con antifúngicos y no mejoraban, en mastitis leves… Pero supervisados por un médico o una IBCLC, acompañados de otras intervenciones previas y mucho más importantes, y tomados en su justa medida.

¿Y qué es lo que me encuentro ahora? Que la empresa que los comercializa se ha lanzado a dar muestras impunemente y debe tener forradas las paredes de las salas de las matronas de todos los hospitales, porque me llegan mujeres a la consulta que están tomando estos probióticos para prevenir, ya desde el minuto uno del nacimiento de su bebé, ¡¡cuando no es necesario!!

Cuidado, ponte en manos de una experta en lactancia. Ella evaluará si puede venirte bien o no dicho probiótico, después de haber valorado todo. Hay mucho más que ver antes, hay intervenciones que hacer, se puede corregir la técnica… Y desde luego, no necesitas los probióticos por sistema. Su uso indiscriminado podría incluso resultar perjudicial.
Comparte por:

sábado, 26 de septiembre de 2015

Tengo la sana costumbre de cobrar por mi trabajo

Como dice mi amiga Verónica, es triste que sea necesaria la aclaración.

A veces pasa. Y más en profesiones como la mía. Los autónomos parece como si por sólo el mero hecho de serlo no tuviéramos obligaciones y pudiéramos faltar al trabajo porque sí y como no tenemos que dar explicaciones a nadie…

Una consulta profesional de lactancia, como ya he comentado, puede llegar a durar hasta dos horas o más. Normalmente nunca estamos menos de una hora. Cuando viene una mamá con problemas son muchos los puntos que hay que ver, hay muchos factores que pueden influir y hay que verlos todos. No puede venir una madre a decirme que le atienda en sólo 5 minutos y así no me paga, porque en 5 minutos yo no puedo valorar todo. Para hacer un proyecto de ingeniería necesitas un tiempo porque el profesional debe estudiar y tocar muchos puntos. Seguro que no se te ocurre decirle que te cobre menos y que te lo haga en solo 5 minutos.

Si lo quieres rápido y bueno, ha de ser más caro.

Luego, cuando esto ocurre y me dicen que no quieren pagar mi tarifa, al principio me quedo un poco mal, no por el hecho de no tener esa clienta, sino por el hecho de saber que si le hubiera atendido esa lactancia iría a mejor, salvaría su lactancia, curaría su herida, aclararía sus dudas…  Pero ahora me debo a mi trabajo. La época de voluntariado ya terminó. El estado me obliga a pagar una cuota de autónomos, no precisamente baja, y he de pagar un alquiler del local, unos materiales, pero sobre todo mi tiempo, mi preciado y valioso tiempo. Y desde luego mis conocimientos. Creo que ya tengo una edad en la que ya puedo saber qué es lo que importa en mi vida, ¿no?

Y sí,  a veces sigo atendiendo de forma voluntaria y altruista, pero cuando la ocasión lo merece, cuando es verdaderamente necesario. No porque no quieras pagar. Sino porque realmente no puedes pagar.





Comparte por:

sábado, 5 de septiembre de 2015

Lactancia en la tele


Ya hablé de la lactancia en el cine en su día. Vaya por delante que no soy cinéfila, ni voy al cine y apenas veo la tele. Ni entiendo nada sobre el séptimo arte. Pero últimamente he podido observar que las series/películas no tienen ni idea sobre lactancia (ni partos).

Por ejemplo, seguro que habéis visto algún capítulo de la serie Acacias 38, que lleva en la tele varios meses. La protagonista da a luz al principio de la serie y se ve obligada a abandonar a la hija y huir. Bueno, pues en ningún momento mencionan o sale a colación la subida de la leche. Vamos a ver, pariendo así en el campo, sola, y en la época en la que está basada la serie, no creo que tuviera Cabergolina a mano para inhibir la lactancia. En circunstancias normales tendría que estar su pecho hinchado e ingurgitado de no tener a ningún bebé sacando la leche que se produce, o al menos goteando. Que por si alguien aún no lo sabe, la leche sube (o baja-según culturas se usa uno u otro verbo-) antes de 72 horas, independientemente de cómo haya sido el parto y si no hay dostinex de por medio claro.
El parto está bastante logrado, pero se han olvidado de lo que viene después...


Más ejemplos. El otro día me quedé viendo una película, que al principio me resultó interesante. Pero no pude terminar porque era muy tarde. Se trata de El legado de la ramera errante. Basada en una saga del mismo nombre: La ramera errante. La venganza de la ramera errante. El legado de la ramera errante. De Iny Lorentz. Hasta esa noche no había sabido de la existencia de tales novelas, y menos de su versión en cine.

Comencé a verla. Me estaba resultando entretenida. La mujer pare, (hablamos del siglo 15), encadenada porque está prisionera y sola. Y le roban el bebé. Bien, en ni una escena se hizo referencia ninguna al tema de la leche que por lógica debería haber en sus pechos. Ni gota. La rescatan a poco de parir y está buscando a su bebé, pero su pecho está intacto. Relatan sus primeros días post-parto como que no ha pasado nada, oiga… Al poco apagué la tele, era tarde. Pero me hizo pensar mucho en la poca información que hay sobre el tema, la ignorancia, y la cantidad de mitos al respecto.

Hace unos años también echaron la serie española El Barco, en la que también había una mujer que paría. El parto, vamos, de película y nunca mejor dicho: es decir, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Y de teta ni hablamos…

Y cuando una mujer da a luz en la calle y sale la noticia de que el policía de turno cortó el cordón… Ohhh, y luego son héroes… Uf, es que me pongo mala.

¿Qué es lo que falla? ¿Educación en los colegios/institutos cuando se estudia conocimiento del medio, ahora de nuevo llamado naturales, o bilogía en el instituto? Es nuestro cuerpo, y un proceso normal, natural, y habitual…  De otras cosas bien que se habla en los medios, pero se ve que esto de parir y de la lactancia no es de interés…


Relacionado:
Lactancia en el cine
Comparte por:

jueves, 6 de agosto de 2015

Socorro: ¡¡¡no tengo leche!!!

Tranquila. Sí tienes.

¿Tu bebé tiene más o menos 3 meses, semana arriba, semana abajo? Si es así, lo que te está ocurriendo es que estáis en plena crisis de crecimiento. Se trata de un período en el que el bebé va a dar un estirón y necesita un poco más de leche. Y como la naturaleza es muy sabia hace que el niño te pida más para que tú produzcas más.

No sé si sabrás que si estamos estresadas a la leche le cuesta salir. Las hormonas del estrés (cortisol, adrenalina) no se llevan bien con las hormonas que hacen salir la leche (oxitocina). Si en mi cuerpo están las primeras, no puede estar la oxitocina. Por eso es importante estar relajada. No es que no haya leche: es que no sale.

Evidentemente si estoy en plena crisis y mi hijo/a  no hace más que pedir y parece no saciarse…  Si le ofrezco y parece que se pelea con la teta, es difícil estar relajada. Parece que todo ha funcionada hasta ahora, y de pronto ¿ya no funciona? Te asaltan las dudas. ¿Qué estoy haciendo mal? NADA. Lo estás haciendo bien.

Cuando vienen a la consulta las mamás en este punto, suelo decirlas “Enhorabuena”. Y ellas ponen cara de asombro. Justo vienen preocupadas ¿y yo les doy la enhorabuena? Pues sí. Porque eso significa que la lactancia va evolucionando. Quiere decir que tu bebé está creciendo y quiere decir que como va a crecer un poco más necesita que produzcas un poco más y sin habérselo explicado nadie sabe perfectamente cómo lograrlo. ¿No es increíble?

El bebé sabe lo que tiene que hacer. Mamá, tú sólo tienes que hacerle caso. Que pide más: le doy más. Son unos días de más demanda, de un poco de más agobio. Pero si sabes que es así, que es normal, no lo interpretas como un problema y por tanto no te preocupas y como no te preocupas no tienes hormonas del estrés y en consecuencia la leche seguirá fluyendo, porque estás relajada.

Si has llegado hasta los 3 meses dando la teta, es que sí tienes leche. La producción depende de la succión. Así que si sigues dando el pecho seguirás teniendo leche.

Si esta etapa te resulta especialmente dolorosa, pesada, agobiante. Si piensas que tu bebé está pasando realmente hambre, si a pesar de tener información de la buena, aún piensas que tienes poca leche… sería interesante que te vea una experta. Es probable que con un par de tips se arregle todo. Puedes consultar aquí la lista de IBCLC’s de España.

Los casos en los que no hay realmente leche, que son los mínimos, no se manifestarían ahora con 3 meses, habría sido al inicio de la lactancia. Así que si estás en ese momento de agobio, relájate, confía en tu bebé, confía en tu poder de mujer-madre, y continúa, que lo estás haciendo muy bien.


Por cierto, la leche es leche. Ninguna mujer produce agua en sus pechos. NINGUNA. Y la leche es buena, aunque te parezca “aguada”, o aunque el bebé tenga 4 años.  No dejes que nadie te engañe.

La leche es leche y tú eres mamífera.


Comparte por:

martes, 4 de agosto de 2015

ABIERTO POR VACACIONES

A veces parece que en agosto el mundo se para. Da la impresión de que todo el mundo estuviera de vacaciones.
Pero las mastitis no entienden de vacaciones. Ni los partos, ni las grietas en los pezones, ni los dolores del pecho, ni un bebé hambriento.
Por eso en nuestra consulta abrimos todo el año, abrimos por vacaciones.
También los sábados y domingos. Y los festivos. 
No te preocupes: si quieres salvar tu lactancia, da igual que sea agosto, puedes venir a la consulta de lactancia que te atenderemos encantadas.
Mándame un WhatsApp y hablamos

Comparte por:

miércoles, 22 de julio de 2015

Los libros de la IBCLC

¿Cuáles son los libros de la asesora de lactancia?

Hace ya años os comentaba que mi “biblia” de lactancia era el Lawrence.

Bien, dado que sois muchas las aspirantes a IBCLC que me preguntáis por libros en español para preparar el examen,  me vais a permitir que os recomiende los siguientes libros que yo he usado para tal fin. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. :-)

Por supuesto que hay muchos más... Estos son sólo los libros que usé (y uso) yo en mi formación desde 2003. Por un lado los de aprendizaje. Y luego los de preparación del examen, que a veces eran cosas distintas dada la complejidad y características del examen IBCLC.

Mira la foto:


Abajo pongo listado.

Por desgracia no todos están actualizados, y hay algunos ya descatalogados, o que sólo se encuentran en formato digital. Pero el estudio no debe basarse sólo en la lectura de libros. Como sabéis hay que seguir actualizándose día a día, a base de cursos, webminar, conferencias…  Y además y sobre todo la práctica diaria.

Y una recomendación, si no lo hacéis ya, es la de poner en común vuestros casos con otras asesoras e IBCLC’s, pues de las demás se aprende siempre mucho.

Para mí hay dos o tres imprescindibles. ¿Cuáles son tus imprescindibles?


En español son:
  • Manual práctico de lactancia materna. Editorial: ACPAM.
  • Manual de  lactancia materna. De la teoría a la práctica. Asociación Española de Pediatría. Ed. Médica Panamericana.
  • Lactancia Materna. Pepa Aguayo. Editado por la Universidad de Sevilla.
  • Lactancia Materna. M.Jose Aguilar Cordero. Elsevier.
  • El arte femenino de amamantar. Editado por La Liga de La Leche.
  • Lactancia materna: libro de respuestas. La Liga de la Leche.
  • El nuevo gran libro de la lactancia. M. Eiger, S. Wendkos. Medici.
  • La lactancia materna: una guía para la profesión médica. Ruth A. Lawrence. Ed. Elsevier Mosby.
  • Mastitis, el lado oscuro de la lactancia. Probisearch SL.



En inglés:
  • Supporting sucking skills in Breastfeeding Infants. C. Watson Genna. Jones Bartlett learning.
  • Core curriculum for lactation. ILCA.
  • Breastfeeding management for the clinician. Marsha Walker. Jones and Bartlett Publishers.
  • Breasfeeding atlas. Wilson Clay and Hoover. Lactnews Press.
  • Comprehensive lactation consultant Exam Review. Linda J. Smith. Jones and Bartlett Publishers.
  • IBCLE Exam secrets. Mometrix Media LLC.
  • Tongue tie. Carmen Fernando. Tandem Publications.
  • Selecting and using breastfeeding tools. C Watson Genna.
  • Journal of human lactation. ILCA.


Comparte por:

lunes, 22 de junio de 2015

El meneo del cochecito

Es algo que se ve. Todos los días. En cualquier sitio. Bueno, en cualquier sitio que admitan niños, porque parece mentira pero ¡¡aún hay lugares donde los niños no son bienvenidos!!

El caso es que lo veo. Veo madres y padres meneando el cochecito de su bebé mientras éste llora o se queja de manera clara.

Y he llegado a ver madres y padres que de la costumbre de menar el cochecito acaban moviéndolo también cuando el bebé no está dentro, o lo que es peor, moviendo el carrito del supermercado. ¿A que tú también lo has visto?

Los bebés no hablan, todavía, y no te pueden decir lo que sienten. Si lloran es por algo. No comprendo esa manera de ignorarlos tan habitual.

Cógelo en brazos, y si quieres tener las manos libres usa una mochila ergonómica o un fular portabebés, pero no le dejes llorar.

Cuando tu pareja/amiga/madre… está mal ¿qué haces? ¿Le dejas llorar, o intentas consolarlo? Le preguntas qué le pasa, le abrazas y si no puedes calmar su llanto al menos intentas aliviarlo ofreciendo tu hombro para llorar acompañado. No esperas tiempos X a que se calle, no te diriges a él o ella y le dices que hasta que se no se calle no le vas a hacer caso. ¿Y por qué a veces se hace eso con los bebés?

Cada vez que oigo un niño llorar se me remueven las entrañas y deseo acompañarlo en el llanto, abrazarlo y consolarlo. Si necesita llorar, al menos estar al lado esperando a que esté dispuesto al abrazo.

También están los meneos del carrito para que el bebé se duerma. A algunos se les ha acostumbrado desde pequeñitos a dormir en el cochecito por comodidad, porque tal vez los padres pensaran que la cuna les quedaba grande, o por lo que fuera. Y luego, cuando quieren que duerma en la cuna no lo consiguen. Al menos este tipo de meneo, si no hay llanto, no lo veo tan mal. ¡¡Pero cuánto mejor que el meneo fuera en brazos del adulto, mecido con el movimiento de la mamá o del papá, igual que cuando estaban en la tripa aún sin nacer!! Ese es el meneo que necesita el bebé, el ser mecido y acunado en unos brazos amorosos, oliendo a mamá, oyendo a mamá, y de paso sabiendo a mamá (tomando la teta). En brazos, o en la mochila para que el adulto pueda realizar otras tareas. ¿Sabes lo bien que duerme así el bebé? Así no hay un bebé que no duerma tranquilo, así no hay un bebé que llore, así no hay un bebé que tenga cólicos…

Y por la noche, para que duerma, ponle en la cama con vosotros, donde también estará mecido y arropado, con la teta a mano para auto-servirse, y donde todos descansareis.


Y quizá te evites unas agujetas en los brazos de tanto menear el cochecito.

Comparte por:

lunes, 15 de junio de 2015

LA TETA TRANSPARENTE


La naturaleza no nos ha hecho con rayas.

Nuestras tetas no son trasparentes y no vemos cuánta leche producimos.

Las madres, inseguras muchas veces, sobre todo al principio, quisieran ver las rayitas en sus pechos marcando cada 5 ml para ver cuánta leche toma su bebé.

Si la naturaleza hubiera creado a los humanos para tomar leche de otra especie, leche artificial, nos habría puesto biberones en vez de tetas.

¿Por qué esa falta de confianza?


Hemos estado décadas inmersas en la llamada “cultura del biberón” en la que se nos vendió que la leche artificial era igual o incluso superior que la leche materna (algo que sabemos de sobra que es falso). Se engañó a las madres durante años y se les hizo creer que era normal, incluso saludable, cambiar la forma de criar de la especie. Dar leche de vaca modificada al bebé en lugar de leche humana… Pero ¡qué barbaridad! ¿Verdad? Y todavía hay quien  lo ve normal. O madres que dan  leche de bote sin pensar en las consecuencias.

Y ojo, soy la primera que recomienda leche artificial si es estrictamente necesario cuando se han descartado las demás opciones.

Se nos vendió la separación de los hijos, el dejarlos llorar, la liberación de la mujer… la desnaturalización de la crianza… Y eso ha hecho mella en nuestro subconsciente colectivo, porque ahora las madres quieren dar el pecho, pero están inseguras muchas de ellas. No saben cuánta leche produce, quieren saber la cantidad exacta, quieren ver cuánto hay dentro del pecho, cuánto sale, cuánto toma su bebé…

Pero la teta no es transparente. Y tenemos que confiar en la naturaleza, que nos hizo mamíferos.
Para todas esas dudas estamos las IBCLC, como consultoras de lactancia con todo lo que ello implica, para dar seguridad y confianza a esa madre dudosa y apoyarla en su correcta y acertada decisión de dar el pecho a su bebé aún sabiendo que su teta no tiene rayas de 5 en 5 mililitros.


Comparte por:

viernes, 22 de mayo de 2015

Voy al especialista (en lactancia)

Cuando no ves bien, acudes al especialista, oftalmólogo o al óptico,  y te trata y si es necesario te pones gafas.

Si no oyes bien, vas al otorrino a tratarte. El especialista te trata y si es necesario  te pones un audífono.

Si tengo una infección en las muelas, un diente picado, un empaste que se cae… voy al especialista, al dentista. Y el dentista me trata.

Si tengo un problema en los pies, acudo al especialista, al podólogo, que me trata según mi problema y  me ofrece una solución/tratamiento.

Si me rompo un brazo, asisto al especialista. Y me trata.

El problema es que hay especialistas que están en la seguridad social, pero hay otros que no lo están. No me voy a meter en camisas de once varas de por qué unos sí y otros no, o si deberían estar todos o no cubiertos por la seguridad social. No, no quiero hablar de eso.

Quiero hablar de lo importante que es acudir al especialista, se trate de lo que se trate. Igual que llevas el coche al taller. Igual que para diseñarte una casa cuentas con un arquitecto, o para tu defensa llamas a un abogado.

Si es la lactancia lo que falla, acude al especialista. ¿Quién es el especialista en lactancia? La IBCLC,  (Consultora Internacional de lactancia, por sus siglas en inglés).

¿Y el gasto? Sí, es un gasto como son todos los especialistas puesto que se trata de un profesional, formado, cualificado, que te dedica un tiempo exclusivo y que pone a tu servicio sus conocimientos. Eso hay que pagarlo, por supuesto.

¿Qué es más caro? ¿Un par de citas con una IBCLC (tal vez necesites dos, puede que tres, para salvar tu lactancia)? ¿O quizá el precio en salud que pagaréis tú y tu hijo si no das el pecho? ¿O quizá el precio en euros que costará darle leche artificial día tras día durante meses?

A veces nos gastamos cantidades ingentes de dinero en carísimos cochecitos de diseño para llevar a nuestros bebés (con lo bien que van en una mochila o fular…)

A veces nos gastamos un montón de euros en un interfono con cámara para vigilar al bebé, cuando resulta que nuestra casa tiene 80 metros2 (o menos!!) y se le oye perfectamente desde cualquier rincón…

A veces decoramos su habitación con muebles, adornos, artefactos carísimos que no vamos a usar porque donde acaba durmiendo nuestro hijo en la cama con nosotros. ¡¡Y qué bien se duerme así!!

¿Y no somos capaces de invertir en una consulta con un especialista? ¿O en un buen extractor de leche?

Puedo entender que es una figura relativamente nueva y aún no se conoce demasiado. También entiendo que cuando el pediatra que me atiende no sabe nada de lactancia me quedo perpleja y un poco descolgada. Y entiendo que a veces cueste pagar por una consulta privada cuando siempre he creído que sería el pediatra quien me ayudaría, gratis. Cuando esto no ocurre, me desconcierta…

Acude al especialista.
La atención profesional de una IBCLC
es más económica que el coste de no amamantar.
Comparte por:

jueves, 12 de marzo de 2015

De la teta a la cuchara

Después del éxito de las dos sesiones llevadas a cabo en Burgos, en Instinto Maternal, de la charla "De la teta a la cuchara", repetimos en Aranda de Duero.

¿Cómo introducir la alimentación complementaria en la dieta del bebé? Es más sencillo de lo que puede parecer. Comentaremos distintos métodos, sacando lo mejor de cada uno y respetando las opciones de cada familia. Ninguno es mejor que otro. Veremos qué dicen los expertos en alimentación y nutrición infantil para sacar unas conclusiones generales, válidas para todos.

Tendrá lugar el jueves 16 de abril, a las 20h00, en InterClub Caja de Burgos, calle Pisuerga nº2.

La entrada es libre hasta completar aforo. Los niños y bebés son bienvenidos.

Os esperamos.


Comparte por:

miércoles, 4 de marzo de 2015

Día Internacional de las IBCLC´s

Hoy 4 de marzo es el Día Internacional de las IBCLC.

¡¡Feliz día a todas las IBCLC!!



Os dejo el enlace a la web de Crianza Natural, donde nos han hecho una entrevista a cinco compañeras y a mí sobre este bonito trabajo de ser IBCLC.

http://www.crianzanatural.com/art/art254.html


Comparte por:

martes, 3 de marzo de 2015

Seis IBCLCs españolas nos cuentan su experiencia

Desde Crianza Natural, mi amiga y colega de profesión Rosa Sorribas ha realizado una entrevista a seis IBCLC a propósito del Día Internacional de las IBCLC, que se celebra este año mañana 4 de marzo. 

Mi compañeras son Inma Mellado, Patricia López Izquierdo, Helena Herrero, Carme Gabarrell y Coro García Ormazabal.



LUISA FERNANDA SANTOS
Logopeda y Auxiliar de Pediatría
www.ibclc.es/ibclccastillayleon/luisafernanda-santos
¿Por qué te hiciste IBCLC?
Como muchas madres empecé a interesarme por el mundo de la lactancia en mi primera maternidad. Surgieron dificultades, (ahora sé que eran sencillas de resolver), pero en su día ningún profesional de mi alrededor supo o pudo ayudarme. Tuve que buscar la ayuda fuera. Ver que existían grupos de apoyo y voluntarias que de forma altruista apoyaban y ayudaban a las mujeres me sorprendió mucho. Empecé a investigar, a estudiar, a hacer cursos. Y cuando me quise dar cuenta estaba creando un grupo de apoyo en mi ciudad y asesorando a madres. Con el paso de los años me fui “profesionalizando” hasta llegar a ser IBCLC.
¿Te costó mucho?
¡¡Uf, ya lo creo!! Tuve muchas zancadillas en el camino. Me sentí preparada para serlo en 2011, pero por motivos de salud no pude presentarme. Lo fui a intentar en 2012 pero ese año se endurecieron los requisitos: ahora ya sólo podían optar a examen los profesionales sanitarios. Así que lejos de rendirme, continué formándome para cumplir los requisitos exigidos. Tuve que estudiar duro. Y por fin en 2013 me examiné. Fue agotador y penoso porque además ese año fallecieron mis padres con poca distancia entre ellos.
¿Ha cambiado mucho tu vida?
Soy la misma persona. Aunque creo que he aprendido a ser más paciente. Si ha habido algún cambio es que ahora puedo dedicarme de forma profesional a la Lactancia materna, algo que me encanta.
¿Qué es lo que más te gusta de ser IBCLC?
El contacto directo con las madres, y sus bebés. Es enriquecedor. De cada madre-bebé aprendo algo. Y sobre todo comprobar cómo entran a la consulta, generalmente apagadas, tristes, con dolor, con dudas… pero ver la alegría y la paz con la que salen. Y la felicidad que me dan cuando semanas, meses, o incluso años después me cuentan lo bien que las fue o me dan las gracias o me envían la foto del bebé, o un regalo...
¿Qué área de la lactancia es la que más te gusta?
El tema de la anquiloglosia me tiene fascinada. Probablemente sea lo que más me gusta y en lo que más horas invierto. Y el estudio de las mastalgias. ¡¡Cuánto más estudio parece que menos sé!! Pero el inicio y establecimiento de la lactancia en los primeros días, la incorporación al trabajo de la madre y la introducción de los sólidos en la alimentación del bebé también son muy frecuentes. La docencia me gusta, es reconfortante. Transmitir conocimientos a otros puede redundar en un gran beneficio para los futuros bebés.
¿Colaboras con algún grupo de lactancia? En caso afirmativo ¿te es difícil cuando estás en el grupo convertirte en otra madre más?
Durante años fui asesora en Lactaranda, grupo que fundé y del que fui su presidenta. Cuando me convertí en IBCLC al principio continué yendo al grupo como voluntaria, pero era difícil separar ambas funciones. En la actualidad sólo atiendo en la consulta y si Lactaranda necesita mis servicios es como profesional.
Cuéntanos algún caso complicado que hayas tratado
Tuve un caso de una mujer mastectomizada. No tuvo problemas con la lactancia pero hubo que hacer mucho apoyo psicológico. Recuerdo un bebé que no hubo manera de que se enganchara al pecho, y la madre tuvo que hacer lactancia diferida. A día de hoy aún no sabemos la causa. Fue algo extraño y desde luego descorazonador. Cuando más sufro es cuando ofrezco ayuda para destetar, sobre todo si se trata de bebés pequeños y objetivamente no hay causa que lo justifique. Pero también estoy para ayudar a las madres en ese trance, si lo piden, yo no puedo juzgarlas. Es duro cuando es por causas médicas. Y recuerdo con cariño un caso de adopción. Fue muy bonito, aunque la bebé venía con 8 meses y no fue fácil. Creo que lo más complicado es no llevarme los casos a casa, desconectar.
¿Algo que hayas aprendido por ser IBCLC que te haya sorprendido?
Me sorprendo casi a diario. Lo que más me sorprende quizá sea la madurez que da el paso del tiempo y que nunca se deja de aprender. Intento aprender de cada caso y ser algo mejor cada día. Aunque también hay momentos de "bajón".
¿Qué mensaje le darías a una embarazada primeriza?
Que busque información y apoyo, son las claves del éxito. Pero Información veraz, no en cualquier revista. Que acuda a un grupo de apoyo o haga una preparación a la lactancia con una especialista. O ambas cosas.



Enlace a la entrada original y las entrevistas completas:

http://www.crianzanatural.com/art/art254.html
Comparte por:

martes, 3 de febrero de 2015

Taller Baby Led Weaning

El sábado 7 de marzo imparto un taller sobre Baby Led Weaning, o "Aprender a comer solo" en Burgos, en Instinto Maternal. Será a las 11 de la mañana. Aforo limitado.
El precio simbólico de 5 euros por familia.

Todo lo que necesitas saber sobre cómo empezar con la alimentación complementaria.

"Ahora que tengo dominado esto de la teta... ¿cómo empiezo con los sólidos?" Es la frase que me dicen las mamás cuando sus peques rondan los 6 meses. Tranquilas, es más fácil de lo que puede parecer.

Comparte por:

lunes, 26 de enero de 2015

Nuevo proyecto

Como ya os anuncié he abierto una consulta privada. Se trata de una Consulta Profesional de Lactancia, para seguir haciendo la labor que venía realizando hasta ahora, pero de forma profesional, con todo lo que ello implica a nivel administrativo y fiscal.

Sé que hay quien ha comentado que ahora iba a cobrar por hacer este trabajo. Sí, claro. ¡¡Naturalmente!! Desde 2003 he estado haciendo asesoría de lactancia como madre voluntaria. Enseguida me volqué en el estudio y profundización del tema, hasta que con los años llegué a ser IBCLC, en 2013. La formación también hay que pagarla. Creo que después de tantos años dedicados de forma altruista a ayudar, ahora ha llegado el momento de hacerlo de modo profesional. 

Sí. Cobro por mi trabajo.
Cobro por mi trabajo como cualquier profesional. Como el dentista, como el mecánico que te arregla el coche en el taller, como el podólogo, como el electricista, como el maestro, como la arquitecto, como la  abogada, como la médico o el enfermero... como cualquier profesional. 

¿Por qué una consulta de lactancia?
Muchas veces la lactancia se queda en campo de nadie. Una madre lactante con problemas no sabe muy bien dónde acudir. ¿Al pediatra? ¿A la matrona? ¿Al ginecólogo? ¿Al médico de familia? Todos estos profesionales atienden o pueden atender a la pareja madre-hijo en algún momento de la lactancia, pero ninguno de ellos es especialista en lactancia. Hay muchos profesionales que se forman y se preocupan de estar al día también en este campo, pero por desgracia no todos. Aunque el mayor problema suele ser la falta de tiempo y saturación de las consultas.  Por eso las madres en muchas ocasiones se ven perdidas, vagando de uno a otro y sin encontrar la solución.

Y de ahí surge la figura de la Consultora de Lactancia, una profesional de la salud especializada en la clínica del amamantamiento. Porque la lactancia requiere una atención específica que los sanitarios a veces no pueden dar por falta de especialización pero sobre todo por falta de tiempo. Hay que tener en cuenta que una visita puede durar hora y media o dos horas. 

La atención profesional de una IBCLC es más económica que el coste de no amamantar.


Así mismo existe una asociación internacional de IBCLC's, de la que también formo parte. International Lactation Consultant Association

Os dejo unas fotos de mi consulta, que he tratado de hacer acogedora y útil. Allí dispongo de todo lo que se podría necesitar para solucionar posibles problemas con la lactancia, para relactar, para controlar el peso del bebé, para eliminar el dolor...







Actualización febrero 2017, ver aquí
_________________________
Transmitir esta información y mantener el blog lleva un tiempo. Pretendo que la información veraz llegue a muchas madres, porque no todas pueden venir a la consulta. Si te aporta algo este blog ¿me ayudas votándome para los premios 20Blogs? Sólo te llevará 5 minutos. ¡¡Muchas gracias!! PINCHA AQUÍ y te dirige a la ficha de votación. 

Relacionado: ¡¡Vota este blog!!
Comparte por: