miércoles, 23 de noviembre de 2016

Riesgos de tomar biberón

No sólo es importante el contenido, sino también el continente. El otro día veíamos los riesgos de tomar leche artificial. Veamos hoy qué riesgos hay si además se lo damos con tetina...

El pecho de la hembra humana es una glándula preparada fisiológicamente para el amamantamiento. Es su función natural. No todas las mujeres tienen hijos. Pero todas las que tienen hijos deberían usar el pecho para lo que fue creado. El no hacerlo puede ocasionar muchos problemas. ¿Imaginas no usar los riñones para su función? ¿Y si no usas los pulmones? 

Riesgos del biberón (y las chupetas)

Succionando el pecho, las mandíbulas y la lengua trabajan de forma coordinada, coordinándose también con la respiración. Este patrón succión-deglución-respiración, cuando está alterado, ocasiona muchos problemas. Cuando el cachorro humano toma biberón pueden ocurrir una serie de alteraciones en el área maxilo-facial, oral y faríngea relacionadas con la forma de la tetina y la manera distinta de tomar la leche cuando se hace con biberón/tetina. Como en el biberón el flujo está asegurado y no hay que hacer esfuerzo, se altera la función de la succión-deglución-respiración porque al bebé le cuesta gestionar la salida de la leche para no atragantarse.


Esta desorganización de los patrones de succión-deglución-respiración causa: 
· regurgitación y episodios de apneas más prolongadas. 
· deglución atípica.
· respiración bucal.
· disfunción masticatoria. 
· dificultades en el lenguaje por la dificultad en la articulación de algunos fonemas. 
· alteraciones posturales…
· más problemas médicos del tipo vegetaciones y anginas, debido precisamente a esa anormalidad en la función succión- deglución. 
· más otitis. 
· más alergias.
· el paladar y la arcada dentaria no se desarrollan correctamente, esto va a suponer problemas de mordida, y de colocación de los dientes definitivos. Mala oclusión y mordida abierta. 


 Recuerda:
Mejor no tomar biberón.
Si no puedes darle directamente el pecho, o bien tienes que darle un complemento por un motivo justificado (consulta a tu asesora) se lo doy con cualquier otro método que no sea el biberón. Ver aquí.
Si tu hijo es de biberón, no te lleves mal rato, ya está hecho, pero quítale el biberón a los 6 meses, y empieza a darle en vaso.
Si ya han pasado 6 meses o más, quítaselo ya. Fuera chupetes y cualquier biberón cuando cumpla un año. Ningún niño, ni de biberón ni de pecho, debería tomar biberón ni llevar chupeta cuando cumpla su primer año.
La succión al pecho contribuye a un desarrollo facial correcto y armónico y ayuda aprevenir enfermedades y problemas de dicción.