sábado, 7 de enero de 2017

Etapas que se cierran: disolución de Lactaranda

"A mis madres"

Como sabéis, la asociación Lactaranda acaba de disolverse. Lactaranda llegó a ser un referente a nivel nacional, pero ahora, termina una etapa.

Es un orgullo para mí haber fundado y pertenecido a la asociación durante los últimos 10 años de mi vida. Y el haber compartido tantas horas de sábado tarde en las reuniones, y tantas otras horas, miles, de asesoría, a cientos de madres que así me lo habéis permitido. Primero en las reuniones de aquella salita que nos dejaba la entidad bancaria Caja Círculo. Luego en la sala del Centro Cívico. Después en la sede de Galerías Isilla, cuyo alquiler se pagaba sin ninguna subvención, y más tarde por fin en la sede que nos cedió el ayuntamiento.

Y también en vuestras casas. O a veces en la mía.

En estos años he dedicado gran parte de mi tiempo de forma altruista a esa labor de apoyo a las madres recientes y a sus bebés, a hacer que consiguieran la lactancia o que ésta al menos fuera algo mejor de cuando vinieron a mí.

En su día ya lo dije, pero reitero mis infinitas gracias a todas vosotras, mis madres, que me permitisteis entrar en vuestras vidas en el período más intenso de las mismas, en el inicio de la maternidad.



Recuerdo vuestras caras y vuestros bebés, aunque mi mente ya no da para recordar los nombres de todos, perdonadme. ¡¡Han sido 10 años!!

Con vosotras aprendí la parte más importante de la asesoría: el acompañamiento. La teoría me la dieron los cursos, los libros, las formaciones y el estudio, pero vosotras me distéis la técnica y la práctica. Cada una de vosotras diferentes, desiguales personalidades, distintos problemas, dispares maneras de afrontar los miedos y los retos de la maternidad. De cada una un grano de sabiduría. Gracias.

Quiero aprovechar también para agradecer el ánimo y el apoyo recibido una vez sabida la noticia de que Lactaranda desaparece. Gracias por vuestra empatía.

Por supuesto, Lactaranda eran también otras socias implicadas y activas. Y las vidas de todas cambian, los hijos crecen, los intereses evolucionan… A todas vosotras, AMIGAS con mayúsculas, gracias también por embarcaros conmigo en la aventura de la lactancia.

Agradecer el ánimo y el apoyo que nos habéis dado tanto a mí como al resto de componentes de la junta directiva, tanto por socios y/o amigos como por simpatizantes que habéis apreciado y valorado la labor realizada en este tiempo.

Quiero pedir perdón por los errores que cometí, o por si alguna no os sentisteis quizá bien asesoradas. Lo siento si no lo conseguí.

Gracias a mi familia por todo el tiempo que les he robado y todas las veces que me han acompañado.
Con el fin de Lactaranda termina una parte de mi vida. Una etapa más.

Ahora continúo, pero como profesional. 

Podéis encontrarme en la Consulta de Lactancia, físicamente en C/Isilla 3, 1º, 11. Aranda de Duero.

Y en las redes en Facebook, en linkedin  y en twiter.

(Redactado el miércoles 14 de diciembre de 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario