lunes, 13 de marzo de 2017

Punto blanco en el pezón

Uno de los problemas que pueden surgir en la lactancia son las perlas de leche. Podemos encontrar información sobre ellas como perlas de leche, ampollas de leche, o puntos blancos.

Tenemos entre 4 y 19 poros en el pezón por donde sale la leche, y en ocasiones puede obstruirse alguno. (No confundirlos con las glándulas de Montgomery que están en la areola  -también llamadas tubérculos de Montgomery, o de Morgagni- aunque en ocasiones algún conducto puede desembocar en una de ellas y salir leche por ahí, algo que no quiere decir nada especial ni supone un problema.)

En principio digamos que la perla es una obstrucción de la parte final del conducto de leche, de uno de esos poros, como si hubiera un tapón al final, de leche o grasa que no deja salir la leche por ese conducto y claro, molesta. Es bastante dolorosa. Lo vemos en el mismo pezón, no en la areola.

Podemos verla como un punto blanco, pequeño, redondeado, brillante y bien definido. A veces como nacarado, de ahí el nombre de perla. Parece la cabeza de un alfiler. En este caso la causa suele ser traumática, debida a que el bebé tironea del pezón, juega, se agarra y se suelta…, presiona sobre el pezón de forma anormal o succiona de forma deficiente. Suele desaparecer en unos días. Pero si es muy dolorosa se podría pinchar por los laterales con una aguja estéril para levantar la pielecilla fina que cubre, después de haber puesto calor, y poner al bebé a mamar para que se drene bien el pecho. Hay que ser cuidadosas y extremar la higiene, que la aguja sea estéril y las manos estén bien limpias, mejor no manipular con los dedos.  

O bien se puede apreciar como un punto blanco o amarillento más grande, sin bordes claros, no tan definido, más irregular. En este caso suele tener un origen infeccioso, y aquí no valdría con pinchar sino que habría que tratar la causa de la infección, pues el origen es más profundo. Acude a tu IBCLC o a tu médico (a uno que sepa de lactancia) para revisar la técnica y las posturas, y posiblemente habría que hacer analítica, recetar antibióticos, etc.


En general lo importante es seguir poniendo al bebé al pecho, para que los pechos se sigan vaciando. Si por el dolor se recorta el número de tomas es fácil que vaya a peor. Así que amamantar con mucha frecuencia es básico. Recomendable calentar el pecho antes, con masaje, una ducha, compresas calientes…

Otras recomendaciones generales son vigilar la dieta de la madre, evitando tomar en exceso grasas saturadas, cafeína, chocolate, azúcares, lácteos… y asegurar que se toman líquidos suficientes. Algunas mujeres refieren mejoría tomando lecitina de soja.

Otra recomendación, que según los casos puede ir bien, sería frotar el pezón con una toalla para ver si se abre después de haber aplicado calor húmedo. Y amamantar acto seguido.

Puede ser aconsejable aumentar la ingesta de vitaminas C y D para potenciar el sistema inmune. Masajes relajantes, o ropa que no oprima el pecho pueden venir bien. Masajear el pecho antes de extraer.

Y algo que funciona muy bien y proporciona mucho alivio es meter el pecho en un bol lleno de agua caliente, puede ser agua con sal, o de aceite virgen templado, (que no queme obviamente) inclinando el pecho hacia abajo para facilitar la extracción manual, por efecto de la gravedad. La idea es dar calor húmedo al pecho, después pasar una toalla sobre el pezón, a ver si se abre, y poner al bebé o en su defecto hacer extracción.

La "técnica del descorche" recomendada en algunos manuales sería poner calor, y posteriormente poner al bebé y hacer que se retire como cuando descorchamos una botella, rompiendo el vacío de golpe. Así es posible también quitar el taponcillo que obstruye.



En cualquier caso si parece que no desaparece enseguida o has intentando ya alguna de estas recomendaciones sin éxito, te aconsejo acudir al especialista
Comparte por:

6 comentarios:

  1. Muchisimas gracias¡ en verdad estoy llorando de alivio, despues de DoS largos dias de intenso dolor por fin estoy descansando. Tenia una ampolla de leche en el pezon y mi seno ya estaba rojo, duro y muy adolorido, basto un piquetito con la aguja y drenar la leche acumulada. En verdad gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya sido de utilidad. De eso se trata.
    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Hola, a mí me ha salido un granito blanco en el pezon pero no esty dando pecho, tampoco me duele ¿q podría ser ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Si no estás dando el pecho habría que analizar muchas cosas. Ponte en contacto conmigo a través del mail y vemos el caso detenidamente.
      Saludos

      Eliminar
  4. Buenas tardes! me ha pasado encontrarme un granito así con las mismas características de las que hablan - pequeño, brillante, bien definido- debo comentarles que no estoy embarazada, no estoy dando el pecho. Me llamó mucho la atención porque jamás antes me había salido algo así en esa parte de mi cuerpo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Isabel
    Te digo lo mismo, si quieres puede ponerte en contacto conmigo a través del correo electrónico y vemos.
    Saludos

    ResponderEliminar