domingo, 4 de marzo de 2018

Fallos en lactancia por falta de apoyo

Este es un blog sobre lactancia. Hablo de lactancia materna y cuento qué problemas podemos encontrar, cómo resolverlos, o hablo de mitos y prejuicios, o de productos que valen o no valen...

Este es un blog de lactancia, mi blog. En el que yo, como profesional, abordo ciertos temas. Y aveces también doy mi opinión. 

También he explicado cientos de veces los riesgos de la leche artificial, pero soy la primera en recomendarla cuando es necesaria.

Yo resuelvo, o lo intento, problemas de lactancia cuando la madre que lacta o que lo intenta me lo pide, pero no voy detrás de nadie a decirle que dé o no el pecho. Ni juzgo.  Así que cada vez que me llega un comentario del tipo "no sé cómo hablas de riesgos de la leche artificial porque haces mucho daño a las que no hemos podido dar el pecho" me da rabia. Primero, mi intención no es hacer daño, todo lo contrario. Segundo, si no te gusta mi blog, no lo leas. Tercero, los riesgos son reales y están ahí, yo no me he inventado nada. Que no los conozcas no quiere decir que no existan. Y por lo que lucho es por que las madres tengan la información adecuada y sobre todo el apoyo necesario para poder lactar si es que quieren y se encuentran con dificultades. Apoyo de su entorno o familia, apoyo de su pediatra, de su matrona, de su médico de cabecera, de su ginecólogo... profesionales que tratan al bebé y/o a la mamá en los primeros meses/años y que no siempre saben apoyar una lactancia, sobre todo si ésta cursa con problemas. Lo siento mucho, siento que eso ocurra. Y por eso estoy trabajando a tope, para dar información a madres y formación a sanitarios. Incluso hacemos talleres gratuitos para que no sea el dinero un impedimento o excusa...

Así que cada vez que alguien insinúa que no tenía que hablar de ciertas cosas me enfado. ¿No tengo que hablar de las inútiles infusiones anticólicos? Pues si son inútiles, (y algunas incluso peligrosas), y hasta ahora lo son todas, lo digo. Otra cosa es que a ti te haya funcionado. Puede que así lo creas, pero no será por la infusión, sino por la maduración del bebé, por el paso del tiempo. Seguramente sin la infusión también se le iba a pasar. ¿No tengo que hablar de los riesgos de la leche artificial porque hay madres que la dan? Pues vaya, apaga y vámonos. Es como el que fuma, que sabe que es malo pero no lo deja. O como la bollería industrial, que sabemos que es mala pero la comemos. Es lo que hay. Y yo voy a seguir recomendando la lactancia materna.

Por supuesto que cada madre hace lo que puede, como puede. Y creo que todas las madres somos estupendas para nuestros hijos. No creo que haya ninguna que no ame a su hijos y quiera lo mejor para ellos. 

Por otra parte, cada vez que alguna me comenta que "no ha podido" me permito dudarlo en parte, porque realmente son muy pocos los casos en que de verdad no se puede. Pero no la voy a decir nada. Repito, no juzgo. Lo que sí que habrá pasado, en muchos de esos casos, es que no ha habido información correcta y sobre todo apoyo. Igual ha tenido baja producción al principio y nadie ha sabido más que recomendarle un biberón con lo que se ha ido quedando sin leche. Si un recién nacido en el hospital pierde un 12% de su peso antes de darle el alta es que algo está mal. Y lo que no concibo es que no se busque la causa y se intente resolver...  ¿frenillo? ¿hipoplasia? ¿tiroides? ¿hemorragia? ¿madre diabética? ¿madre obesa? ¿cáncer? ¿enfermedad del bebé? ¿enfermedad de la madre? ... Pues verdaderas contra indicaciones de la lactancia ya vimos que son pocas, como la galactosemia por ejemplo.  De verdad, hay muchos más fallos de lactancia por falta de apoyo a la hora de empezar o de resolver un problema que por causas reales de hipo-producción o de enfermedad que impida realmente la lactancia.

Todos estos temas hieren muchas susceptibilidades, y lo lamento. Se sienten atacadas, y no es mi intención ni la intención de quienes nos dedicamos a esto. La intención es informar y ayudar a quien pide ayuda.

Y me quedo con los comentarios positivos de las madres que atiendo, que agradezco y conservo en mi memoria y mi corazón. A las que doy las gracias, por permitirme meterme en su vida en un momento tan importante e íntimo, y que me permiten aprender de ellas, de cada caso.


Comparte por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario